¿Cómo mantener correctamente sus herramientas neumáticas?

Las herramientas neumáticas son bastante diferentes de las eléctricas porque, en lugar de depender de una batería u otra fuente de energía para funcionar, necesitan aire comprimido para realizar sus funciones. El aire proporciona la energía que, en última instancia, hace funcionar las herramientas. Cada herramienta neumática tiene su propia válvula de alivio. Cuando se utilizan herramientas, se introduce una válvula en la herramienta y el aire fluye a través del dispositivo. Aunque sus necesidades de mantenimiento pueden pasarse por alto fácilmente, es extremadamente importante para garantizar la productividad. En este artículo se explican los principios mecánicos básicos de las distintas herramientas de aire comprimido y se explica cómo prolongar su vida útil.

Tipos de herramientas de aire comprimido 

 Las herramientas neumáticas pueden dividirse en dos grandes categorías:

Herramientas neumáticas que funcionan con aceite

En general, todas las herramientas de aire comprimido con motores de aire necesitan ser lubricadas. Estas herramientas petrolíferas incluyen, entre otras, taladros, martillos cinceladores, llaves de impacto y amoladoras. Estas herramientas requieren una lubricación periódica porque grandes cantidades de aire lubricado pasan por el motor y salen de la herramienta. Si sólo utiliza su herramienta neumática unas pocas veces a la semana, es posible que no necesite añadir mucho más que unas pocas gotas de aceite al suministro de aire o aceite cada vez que quiera utilizarla. Sin embargo, si lo utiliza con mucha más regularidad (o no quiere molestarse en añadir aceite cada vez), puede instalar un filtro regulador lubricador directamente en su compresor para no tener que preocuparse por él. Podrá leer más sobre esto en el resto de este artículo.

Herramientas neumáticas sin aceite

Las herramientas de aire comprimido que funcionan sin lubricación nunca deben ver una gota de aceite, ya que esto podría interferir en su correcto funcionamiento o en los resultados obtenidos. Dado que entre las herramientas neumáticas que no requieren aceite se encuentran las pistolas de pintura o las pistolas de chorro de arena, es fácil entender cómo la calidad del trabajo podría reducirse en gran medida si el aceite entrara en el aire.

 

Garantizar un mantenimiento adecuado según el tipo de herramienta. 

Para mantener perfectamente sus herramientas de aire comprimido, es importante saber que las dos categorías mencionadas anteriormente tienen cada una sus propias particularidades. Como tenemos dos categorías, también tenemos dos tipos de configuraciones: 

  1. Configuración de lubricación, con un lubricador de línea y un filtro de partículas.
  2. Configuración no lubricada con un filtro de aceite y un filtro de partículas

Lo que necesita para sus herramientas que requieren lubricación 

Amenos que quiera lubricar sus herramientas cada vez que las utilice, consiga un lubricador de línea. Dado que estos lubricadores son estándar en algunos compresores, comience por comprobar las especificaciones del suyo.

  1. El filtro de partículas es un accesorio crucial para la longevidad de los motores de aire de sus herramientas. Sin él, las partículas finas del aire se abrirán paso en el compresor y acabarán en el motor de su herramienta, dañándolo por completo. Invertir en un filtro de este tipo es mucho más económico que tener que comprar una herramienta nueva.
  2. Separador de agua
  3. Manguera de aire comprimido resistente al aceite
  4. Acoplamientos - Comprex recomienda acoplamientos rápidos para facilitar la conexión y desconexión. 
  5. Regulador de presión

Lo que necesita para sus herramientas que no requieren lubricación 

  1. Filtro de partículas para evitar que las partículas finas acaben en el producto final.
  2. Manguera de aire comprimido
  3. Regulador de presión
  4. Accesorios - En Comprex recomiendamos acoplamientos rápidos para facilitar la conexión y desconexión. 

Cómo elegir la manguera de aire comprimido adecuada para sus herramientas 

Si alguna vez tiene herramientas que entran en cada una de las dos categorías anteriores, asegúrese de utilizar dos tipos diferentes de mangueras de aire comprimido. La manguera que utiliza para alimentar sus herramientas neumáticas que requieren lubricación siempre contendrá residuos de aceite. Además, tenga en cuenta que, especialmente en los sistemas lubricados, los residuos de aceite pueden dañar el material de la manguera si no elige una manguera diseñada específicamente para resistir el aceite. Para facilitar la vida y ayudar a prolongar la vida útil de sus herramientas neumáticas, Comprex recomienda tener dos mangueras de colores diferentes: un color para las herramientas sin lubricación y otro para las herramientas con lubricación.

¿Por qué hay una fuga de agua en mi compresor? ¿Qué impacto puede tener esto en mis herramientas?

La condensación es un fenómeno natural que resulta de la presurización del aire. El aire es naturalmente húmedo, pero esta humedad permanece en forma gaseosa mientras el aire está a presión atmosférica (es decir, a presión normal). Ahora imagina que la presión sube a 7 bares (7 veces la presión atmosférica). El agua que entonces estaba en forma gaseosa también sufre esta presión. En función de la humedad y la temperatura, el vapor de agua se condensará por efecto de la presión y volverá a la forma líquida. Este fenómeno de condensación significa que es increíblemente importante drenar el agua de su compresor todos los días.  

Si el agua en estado condensado entra en su aire comprimido, puede ser increíblemente peligroso no sólo para su tanque de aire, sino también para sus herramientas neumáticas. Los motores de aire de las herramientas neumáticas (así como su tanque o depósito de aire) pueden oxidarse o deteriorarse gradualmente si entran en contacto con el agua. En ese caso, sus herramientas neumáticas podrían dejar de funcionar por completo, mientras que el deterioro de su depósito podría provocar problemas de seguridad.